Suplementos

Cetosis: Qué es, efectos en el cuerpo y seguridad

Cetosis: Qué es, efectos en el cuerpo y seguridad

Si conoces la dieta keto te sonará, pero vamos con el principio:

¿Qué es la cetosis?

La cetosis o cetosis metabólica, es un estado en el que nuestro cuerpo utiliza las grasas y las cetonas como principal fuente de energía, en lugar de la glucosa.

En situaciones normales, la glucosa se almacena en el hígado y se libera al torrente sanguíneo en función a las necesidades. Sin embargo, si comemos pocos hidratos de carbono durante un par de días estas reservas se vacían. 

A pesar de que nuestro hígado es capaz de sintetizar glucosa (molécula energética de nuestro cuerpo) a este proceso se le conoce como gluconeogénesis, pero no es suficiente para satisfacer las necesidades energéticas de órganos que se nutren exclusivamente de glucosa como el cerebro. (1)

Pero, los estados de cetosis te proporcionan una fuente de energía alternativa.

Durante la cetosis, el cuerpo produce cetonas a un ritmo muy acelerado. Estas cetonas se liberan en el hígado a partir de la grasa de la dieta y de la combustión de tu grasa corporal.

Destacamos 3 tipos de cuerpos cetónicos: betahidroxibutirato, acetoacetato y acetona (aunque realmente la acetona es un subproducto de la descomposición del acetoacetato) (2, 3, 4)

En realidad, este proceso se lleva a cabo en el hígado, aunque se consuman carbohidratos, esto ocurre de manera habitual mientras dormimos, pero en pequeñas cantidades. Sin embargo, si tenemos una glucemia baja el hígado produce cetonas de manera acelerada para nutrir a las neuronas.

Una vez se comienzan a liberar los cuerpos cetónicos al torrente sanguíneo de una manera acelerada, considerándose así que nuestro cuerpo ha entrado en cetosis.

Según los doctores Stephen Phinney y Jeff Volek, se considera cetosis nutricional cuando encontramos al menos 0,5 mmol/L de betahidroxibutirato (principal cuerpo cetónico que encontramos en sangre) (5)

Tanto el ayuno como la dieta KETO te permiten llegar a un estado de cetosis. Pero… ¿Cuál es mejor? Pues la dieta cetogénica mantiene unos niveles de cetonas estables y puedes comer a cualquier hora sin estar pendiente de los periodos de ayuno. (6, 7, 8, 9)

Cetosis nutricional y cetoacidosis

La cetosis nutricional y la cetoacidosis diabética son dos procesos completamente diferentes. La cetosis nutricional, en condiciones seguras tiene efectos beneficiosos para nuestra salud, sin embargo, la cetoacidosis diabética es una emergencia médica. (10)

La cetoacidosis aparece principalmente en pacientes insulinodependientes cuando no toman insulina, es esta situación los valores séricos de glucosa y cetonas alcanzan valores peligrosos, ya que se modifica el equilibrio óxido-base de la sangre. Las personas que experimentan cetoacidosis metabólica experimentan una gran deshidratación, vómitos, debilidad y dolor muscular, este cuadro clínico requiere hospitalización, donde se suministran líquidos por vía intravenosa y se suministra insulina de manera gradual. (11)

Como hemos mencionado antes una situación de cetosis, presenta unos niveles de 5 mmol/L de betahidroxibutirato, en el caso de la cetoacidosis metabólica estos valores se multiplican por dos, esto es por la incapacidad del páncreas de producir insulina cuando se superan los 10 mmol/L (12)

Las personas con diabetes tipo 2 (no insulinodependientes), también pueden sufrir cetoacidosis pero no es tan común y se solventa con inhibidores de SGLT2. (13)

Algunas mujeres lactantes también corren el riesgo de sufrir cetoacidosis (14)

Aunque, en condiciones normales, cualquier persona que sea capaz de producir insulina es casi imposible entrar en cetoacidosis.

¿Cómo entrar en cetosis?

Para entrar en cetosis solo tienes que tener claro 7 aspectos. En esta lista los hemos clasificado de más a menos importante:

1. Restricción máxima de hidratos de carbono

Consumir 20 gramos de hidratos de carbono digeribles (no fibra) Que es uno de los principios de las dietas low carb o dieta KETO. Tenemos que dejar claro que, si puedes consumir fibra, ya que ayuda a la movilización de los cuerpos cetónicos. 

Restringir al máximo los hidratos de carbono es el pilar fundamental de las dietas cetogénicas pero no te pierdas los siguientes puntos.

2. Comer la grasa suficiente

Esto va ayudarte a mantenerte saciado y darle al cuerpo una fuente de energía directa.

Durante la dieta KETO debes añadir a tu dieta la cantidad de grasa suficiente para conseguir sentirte saciado. 

Si notas que tienes mucha hambre prueba a añadir a tu dieta más aceite ya sea aceite de oliva o los aceites MCT de los que hablaremos más adelante.

3. Mantén una ingesta adecuada de proteína. 

Durante la dieta KETO te recomendamos consumir entre 1,2 y 2 gramos de proteína por kilo de peso. 

Esto, va a depender de tu gasto energético, ya que si haces deporte y tus músculos tienen un alto desgaste, deberás tomar la cantidad diaria máxima (2 gramos)

Al contrario de lo que puedas pensar, la sensación de saciedad en esta dieta no se obtiene mediante la ingesta de proteína, de hecho, solo un pequeño porcentaje de los seguidores de la dieta KETO llevan una dieta hiperproteica.

Como hemos dicho antes, el hígado, tiene la capacidad de producir glucosa a partir de los aminoácidos, pero esto ocurre en un porcentaje muy pequeño.

4. Evita picar entre comidas 

Esto no es que sea típico de la dieta KETO, sino que es fundamental para cualquier tipo de dieta, si comes por aburrimiento engordas, pero en este caso además rompes el estado de cetosis.

¿Tienes hambre? Bebe agua. Algunas veces confundimos la debilidad provocada por un principio de deshidratación con hambre.

5. Si es necesario, añade ayuno intermitente

Si quieres darle un impulso a tu cetosis, puedes combinarlo con el ayuno intermitente. Por ejemplo, un ayuno 16:8 (donde sólo puedes comer durante 8 horas y ayunar 16) que también resulta muy útil para acelerar la pérdida de peso (15)

6. Haz ejercicio

Practicar cualquier tipo de deporte, aunque sea moderado, te va ayudar a aumentar ligeramente los niveles de cetonas (16)

Además, si lo que quieres es perder peso, estarás gastando más calorías que las que consumes.

7. Duerme lo suficiente y minimiza el estrés.

Una persona adulta necesita al menos 7 horas de sueño de media. La falta de sueño dispara nuestras hormonas de estrés, que provocan que suba el azúcar en sangre y nos cueste más entrar en cetosis y es más fácil que aumentemos de peso (17) 

Conclusión: para entrar en cetosis debes restringir los hidratos de carbono al máximo, pero practicar deporte y descansar bien también pueden ayudarte.

Cetosis óptima

Entrar en cetosis cuando se sigue una dieta cetogénica es un término muy amplio, más allá de estar o no en cetosis tendremos que hablar de los diferentes niveles de cetosis.

La cetosis óptima o cetosis más adecuada para tus necesidades va a depender de tus objetivos.

A continuación, te mostramos los diferentes valores de cuerpos cetónicos en sangre y sus efectos en el organismo:

Cuerpos cetónicos (mmol/L)Efectos en el organismo
≤0,2Te estás acercando a la cetosis
˂0,5No se considera un estado de cetosis efectivo
Entre 0,5 y 3Entre 0,5 y 1,5Cetosis óptima para mejorar el rendimiento
Entre 1,5 y 3Cetosis óptima para la pérdida de peso 
˃3Es más de lo necesario y en pacientes diabéticos requiere atención médica
Entre 8 y 10En imposible de alcanzar en una dieta cetogénica y se considera una falta de insulina grave

Cómo saber si estoy en cetosis

Puedes saber de una manera muy sencilla si has entrado en cetosis mediante una muestra de sangre, orina o aliento.

Pero tu cuerpo va a experimentar unos cambios con los que sabrás si estás en cetosis de una manera rápida:

  • Xerostomía y aumento de la sed: A menos que bebas la suficiente agua durante el día y puedas obtener los electrolitos necesarios, es posible que sientas la boca seca (xerostomía) Te recomendamos que tomes más de una taza de caldo al día para compensarlo. También es normal que sientas un sabor metálico en la boca. (18)
  • Aumento de las ganas de orinar: Los cuerpos cetónicos, se eliminar por la orina (por eso con una tira reactiva podemos saber fácilmente si estamos en cetosis) Por eso tendrás ganas de ir al baño con más frecuencia y esto aumenta la sed.
  • Aliento KETO: Esto se debe a la acetona que la eliminamos con la respiración. El aliento KETO tiene un olor ligeramente afrutado o similar al del quitaesmalte, este olor también puede apreciarse a través del sudor. (19)

Otros signos más específicos de estar en cetosis:

  • Aumento de la saciedad: Los seguidores de la dieta KETO afirman mantenerse más saciados y sin ganas de picar entre horas. (20)
  • Aumento de la energía: Al principio, es normal que se sientas agotado, es lo que se conoce como “gripe KETO” pero muchos experimentan un aumento de energía y una mayor claridad mental

Cómo se mide la cetosis

Hay 3 formas de medir la cetosis y todas ellas presentan sus ventajas y sus inconvenientes

Tiras reactivas de orina: Esta es la forma más barata y sencilla de saber si has entrado en cetosis. 

Se introduce una tira reactiva en una muestra de orina y 15 segundo después esta cambiará de color en función de las cetonas presentes en la orina.

 Si tienes una cifra alta (un color morado oscuro), sabrás que estás en cetosis.

Analizadores de cetonas en el aliento : Estos aparatos miden la cantidad de acetona presentes en el aliento

Por ejemplo, el medidor Ketonix muestra los niveles de la siguiente manera:

  • Azul: negativo
  • Verde: cetosis leve
  • Amarillo: cetosis moderada
  • Rojo: cetosis profunda

Medidor de cetonas en sangre: Nos dan de una manera precisa el nivel de cetonas en sangre y su utilizan como método de referencia. También es el método más caro. Es un aparato similar al que se utiliza para medir la glucemia

¿Y si no estoy en cetosis?

Posiblemente estés llevando una dieta cetogénica pero no note los resultados o te hagas una prueba de cetosis y te salga negativo. Si todavía no has entrado en cetosis aquí te damos unos consejos:

  • Haz un seguimiento de tu consumo de hidratos de carbono: En esta dieta no es necesario hacer un seguimiento de las calorías pero si de los hidratos de carbono. Puedes utilizar alguna aplicación como MyFitnessPal, Carb Manager o Yazio.
  • La cantidad de cetonas varían a lo largo del día para tener unos valores de referencia efectivos hazte la prueba a última hora de la tarde. (21)

Dieta Keto

Una dieta cetogénica o dieta KETO es un plan de alimentación en el que privamos al cuerpo de hidratos de carbono para que se usen las grasas y las cetonas como principal fuente de energía. Además, está avalada por numerosos estudios. (24)

La dieta KETO tiene como objetivo acelerar la quema de grasa sin pasar hambre, pero también mejora la diabetes II y el Síndrome Metabólico. (25, 26, 27, 28)

En la dieta KETO se consumen menos hidratos de carbono, se mantiene una ingesta óptima de proteína (entre 1,3 y 2 gr por kilo de peso) y se aumenta ligeramente la cantidad de grasa para favorecer la cetosis.

¿Qué es la dieta KETO?

El término KETO, deriva de la capacidad del cuerpo para usar las cetonas como combustible en ausencia de glucosa.

Cuando se lleva una dieta low carb o una dieta hipocalórica se provoca que el hígado produzca cetonas a partir de las grasas como fuente de energía, principalmente para alimentar el cerebro. (29)

El cerebro es un órgano que tiene un consumo energético muy alto, pero no puede funcionar con grasa, solo tiene la capacidad de funcionar con glucosa o con cetonas. (30, 31)

Con una dieta cetogénica se utilizan las grasas como principal fuente de energía. Por lo que es más fácil que el cuerpo movilice las reservas energéticas de grasa (32)

Esto convierte a la dieta KETO en una de las mejore para perder peso, manteniendo una glucemia estable y un buen estado de concentración.

Beneficios de la dieta KETO para la salud

  • Adelgaza: Con la dieta KETO vas a conseguir que tu cuerpo sea una auténtica máquina de quemar grasa, a la vez que disminuyen los niveles de insulina. Por lo que parece ser, que la dieta KETO es la mejor forma de quemar grasa sin pasar hambre (33, 34)
  • Control del apetito: Si tienes hambre a todas horas, con la dieta KETO mantendrás a raya las ganas de picar entre horas (35,36)
  • Mejora los principales marcadores de salud: Las dietas con bajo aporte de carbohidratos mejoran nuestro perfil lipídico en sangre (reduce el HDL y los triglicéridos), también mejora la glucosa basal, el nivel de insulina en sangre y por consiguiente disminuye la presión arterial. (37, 38, 39)
  • Mejora del rendimiento mental: Las personas que siguen una dieta cetogénica notan una mejoría de rendimiento (tanto físico como mental), cuando sigues la dieta. KETO tu cerebro no necesita glucosa para funcionar. La dieta KETO ofrece combustible constante para todas las células de nuestro organismo. (40)
  • Mejor resistencia física: El glucógeno que almacenamos en los músculos se agota tras un par de horas de ejercicio intenso, con la dieta cetogénica tenemos acceso a una gran cantidad de energía quemando la grasa acumulada. (41, 42, 43, 44) 

Alimentos en la dieta KETO

Carbohidratos

Puedes encontrar 3 formas diferentes de consumir hidratos de carbono, las hemos ordenado de más a menos efectiva:

Tipo de dietaGramos de HC por día
Baja en carbohidratos cetogénica20
Baja en carbohidratos moderada20-50
Baja en carbohidratos liberal 50-100

Si lo comparamos con una dieta normal, el aporte de hidratos de carbono ronda los 250 gramos.

¿Cómo calcular los carbohidratos?

En la dieta KETO no contabilizamos los carbohidratos totales, sino que calculamos los carbohidratos netos. 

Pero no te preocupes, calcularlo es de una manera muy sencilla, solo tenemos que distinguir entre alimentos de un solo ingrediente y alimentos procesados.

Alimentos de un solo ingredienteFibraCarbohidratos Netos
Alimentos procesadosFibraAzucares alcohólicosCarbohidratos netos

En el primer caso, debemos restar la cantidad de fibra a los hidratos de carbono totales.

En el segundo caso, además de la fibra, también debemos restar los azúcares alcohólicos

Aquí tienes algunos ejemplos:

  • Medio aguacate contiene 9 gramos de hidratos de carbono, de los cuales 7 son fibra, por lo que sólo contabilizamos 2 gramos netos.
  • 1 ración de brócoli (90 gramos), contiene 11 gramos de hidratos de carbono, de los cuales 5 son fibra, por lo tanto, tenemos 6 gramos de carbohidratos netos.
  • 83 gramos de frambuesas, contiene 11,5 gramos totales de hidratos de carbono, de los cuales 6,5 gramos son fibra, 5 gramos son netos.

Te recomendamos calcular los hidratos de carbono de las preparaciones completas, por eso es tan importante tener planificado el menú.

Alimentos prohibidos

  • Evita los alimentos azucarados: Los alimentos azucarados están prohibidos en todas las dietas, y por supuesto, también lo están en la dieta KETO. Debes evitar bebidas azucaradas, bizcochos, pastas, helados, galletas, cereales de desayuno… En definitiva, cualquier alimento que tenga un alto contenido en azúcares simples. Incluso la fruta, tiene un alto contenido en azúcar para la dieta KETO, ya que, una porción de unos 200gr de fruta lleva la cantidad de carbohidratos permitida en un día. Ten en cuenta también alimentos que no creías que pueden tener azúcar, pero lo tienen: como serían las galletitas saladas, las salsas e incluso algunos vinagres balsámicos. Lee todas las etiquetas antes de comprar un producto.
  • Evita los alimentos almidonados: Los almidones, o hidratos de carbono complejos, se convierten en glucosa cuando se digiere en nuestro organismo. Todos excepto la fibra que no tenemos la capacidad de digerir.
  • Limita los productos KETO o Low Carb: En el mercado puedes encontrar alimentos marcados cómo “KETO” pero habitualmente son productos muy procesados. Aunque si bien es cierto que tienen un contenido muy bajo en azúcares, pero estos pueden despertar tus deseos de comer dulces.

Proteína

Las dietas low carb, suelen tener un mayor aporte de proteína, considerando que algunas son hiperproteicas, pero en el caso de la dieta KETO se considera un aporte moderado. No superando nunca los 2 gramos por kilo de peso.

A continuación, os enseñamos cuáles son porcentajes óptimos de proteína en comparación a la ingesta de hidratos de carbono:

% de Carbohidratos% de Proteína
430
332
234
136
038

Grasa

En este punto tenemos que dejar clara una cosa que la ingesta de grasa sea mayor no quiere decir que podamos consumir cualquier tipo de grasa.

Como en cualquier dieta, incluso en la alimentación equilibrada debemos limitar al máximo las grasas saturadas y las grasas hidrogenadas.

Debes primar las “grasas buenas” que son las monoinsaturadas y las poliinsaturadas. Presentes en pescados azules y grasas vegetales. ¡OJO! Grasas vegetales buenas ya que algunas como el aceite de coco y palma contienen grasas saturadas.

¿Cuánta grasa puedes tomar?

Cuando comenzamos una dieta KETO reducimos la cantidad de hidratos de carbono, el truco para no pasar hambre es consumir fibra y proteínas, luego puedes consumir grasas para cubrir las necesidades energéticas con grasas saludables.

Posibles efectos secundarios de la dieta KETO

El cambio que se produce en nuestro metabolismo cuando iniciamos una dieta KETO en la que tu cuerpo cambia la quema de glucosa por las grasas y cetonas como fuente de energía puede tener algunos efectos negativos, especialmente durante la primera semana hasta que el cuerpo se acostumbra.

Si notas que no te encuentras bien, puedes disminuir gradualmente los carbohidratos pero tardarás más en notar los efectos.

Gripe keto

Casi todas las personas que se inician en la dieta cetogénico experimentan un episodio llamado “gripe KETO” cuyos síntomas son:

  • Dolor de cabeza
  • Fatiga
  • Mareo
  • Náusea ligera
  • Dificultad para concentrarte
  • Falta de motivación
  • Irritabilidad

Todos estos síntomas desaparecen a partir de la primera semana, cuanto tu cuerpo se adapta a la quema de grasa.

La causa principal de la gripe KETO es que los alimentos ricos en hidratos de carbono retienen líquidos y provocan hinchazón. (22)

Cuando comienzas una dieta KETO se eliminan estos líquidos que se lleva con ella algunas sales lo que puede provocar deshidratación. (23)

Puedes reducir estos síntomas aumentando el consumo de sal y agua con consomés y caldos.

Mitos y controversias de la dieta keto

A pesar de que los efectos secundarios de la dieta KETO son pasajeros existen algunos mitos que asustan a la gente.

  • El más común es pensar que tu cerebro va a dejar de funcionar porque le privas de la glucosa, este mito es fruto del mal concepto que se tiene de la dieta cetogénica
  • Otro error común es confundir cetosis con cetoacidosis, ya hemos explicado las diferencias al principio de este artículo.

Preguntas y respuestas sobre keto

¿Cuánto peso perderé en una dieta keto?

Esta respuesta es muy subjetiva y depende de muchos factores, pero podemos asegurar que se pierden entre 1 y 2 kilos durante la primera semana (principalmente por la eliminación de líquidos.

Después se pierde aproximadamente medio kilo a la semana. 

También, cabe mencionar, que las personas jóvenes pierden peso más rápidamente.  

¿Qué pasa después de alcanzar mis metas de salud y peso con una dieta keto?

Cuando hayas alcanzado tus objetivos puedes mantener el efecto manteniéndote en KETO, pero también puedes ir añadiendo carbohidratos de manera progresiva, pero es posible que recuperes algo de paso.

Lo que tienes que tener claro es que si vuelves a los malos hábitos volverás a ganar peso.

Referencias

  1. Journal of Clinical Investigation 1967: Metabolismo cerebral durante el ayuno (artículo en inglés) 
  2. Diabetes and Metabolism Reviews 1989: Producción y eliminación corporal de cetonas: efectos del ayuno, la diabetes y el ejercicio. (artículo en inglés)  
  3. Annual Reviews in Biochemistry 1980: Regulación de la oxidación de los ácidos grasos hepáticos y la producción de cuerpos cetógenicos. (artículo en inglés)  
  4. Annual Reviews in Nutrition 2006: Metabolísmo energético en inanición. (artículo en inglés)  
  5. El arte y la ciencia del rendimiento con bajos carbohidratos (libro en inglés)
  6. The British Journal of Nutrition 2016: Efectos de las dietas bajas en carbohidratos versus dietas bajas en grasa en el peso corporal y en los factores de riesgo cardiovascular: un metanálisis de ensayos controlados aleatorizados (artículo en inglés)  
  7. PloS One 2015: Intervención dietética en adultos con obesidad y con sobrepeso: comparación de dietas bajas en carbohidratos y dietas bajas en grasas. Un metanálisis (artículo en inglés)  
  8. Obesity Reviews 2012: Revisión sistemática y metanálisis de estudios clínicos de los efectos de las dietas bajas en carbohidratos en los factores de riesgo cardiovascular (artículo en inglés) 
  9. Circulation 2010: Intervención dietética para revertir la ateroesclerosis carotidea (artículo en inglés)  
  10. Nutrition Bulletin 2011: Cetosis, cetoacidosis y dietas muy bajas en calorías: una aclaración (artículo en inglés)  
  11. American Family Physician 2013: Cetoacidosis diabética: evaluación y tratamiento (artículo en inglés) 
  12. Diabetes Metabolism Research & Reviews 1999: Cuerpos cetónicos: una revisión de la fisiología, la fisiopatología y la aplicación de la monitorización a la diabetes (artículo en inglés)  
  13. Reviews on Recent Clinical Trials 2018: Cetoacidosis diabética en pacientes con diabetes tipo 2 en inhibidores de cotransportador de sodio-glucosa tipo 2: estudio de series de casos (artículo en inglés)  
  14. Case Reports in Nephrology: Cetoacidosis grave en una mujer lactante provocada por una dieta cetogénica: un informe de caso y revisión de la literatura (artículo en inglés)  
  15. British Medical Journal 2019: Efecto del desayuno sobre el peso y la ingesta calórica: una revisión sistemática y un metanálisis de pruebas aleatorizadas y controladas (artículo en inglés)  
  16. The American Journal of Physiology 1986: Respuesta del metabolismo de los cuerpos cetónicos al ejercicio durante la transición del estado de ayuno al postabsortivo (artículo en inglés)  
  17. Diabetology & Metabolic Syndrome 2015: El impacto de trastornos del sueño en el metabolismo de la glucosa: mecanismos endocrinos y moleculares (artículo en inglés)  
  18. Nutrition & Metabolism 2008: El efecto de una dieta baja en carbohidratos y cetogénica en comparación con una dieta de bajo índice glucémico sobre el control glucémico en la diabetes mellitus de tipo 2
  19. AJCN 2002: El aliento de acetonas es un indicador fiable de ketosis en adultos que consumen comidas cetogénicas (artículo en inglés)  
  20. Obesity Reviews 2014: ¿Reducen realmente el apetito las dietas cetogénicas? Una revisión sistemática y metanálisis (artículo en inglés)  
  21. Nutrition and Metabolism 2014: Monitorización para la adhesión a la dieta cetogénica: ¿cuál es el mejor momento del día para medir la cetosis miccional (artículo en inglés)  
  22. International Journal of Hypertension 2011: Resistencia a la insulina, obesidad, hipertensión y transporte renal de sodio (artículo en inglés)  
  23. Nutrition & Metabolism 2008: El efecto de una dieta cetogénica baja en carbohidratos versus una dieta de bajo índice glucémico en el control glucémico en la diabetes mellitus tipo 2 (artículo en inglés)  
  24. The British Journal of Nutrition 2016: Efectos de dietas bajas en carbohidratos versus dietas bajas en grasas sobre el peso corporal y los factores de riesgo cardiovascular: un metanálisis de estudios controlados aleatorios (artículo en inglés)  
  25. The British Journal of Nutrition 2016: Efectos de las dietas bajas en carbohidratos en comparación con las dietas bajas en grasa en el peso corporal y en los factores de riesgo cardiovascular: un metanálisis de estudios controlados aleatorizados (artículo en inglés)  
  26. Diabetes Research and Clinical Practice 2018: Efecto de la restricción de carbohidratos en la dieta en el control glucémico en adultos con diabetes: una revisión sistemática y un metanálisis (artículo en inglés)  
  27. BMJ Open Diabetes Research and Care 2017: Revisión sistemática y metanálisis de la restricción dietética de carbohidratos en pacientes con diabetes tipo 2 (artículo en inglés)  
  28. Diabetes, Obesity & Metabolism 2019: Un abordaje basado en evidencia para desarrollar dietas bajas en carbohidratos para el manejo de la diabetes tipo 2: una revisión sistemática de intervenciones y métodos (artículo en inglés)  
  29. Annual Reviews in Biochemistry 1980: Regulación de la oxidación de la grasa hepática y la producción de cuerpos cetónicos. (artículo en inglés)  
  30. Alimento para el pensamiento: ¿El cerebro necesita carbohidratos?
  31. Critical Care 2011: Revisión clínica: cetonas y lesión cerebral (artículo en inglés) 
  32. PLOS ONE 2015: Intervención dietética para adultos con sobrepeso y obesos: comparación de dietas bajas en carbohidratos y bajas en grasas. Un metanálisis. (artículo en inglés)  
  33. American Journal of Clinical Nutrition 2010: Falta de supresión de los ácidos grasos libres circulantes e hipercolesterolemia durante la pérdida de peso en una dieta alta en grasas y baja en carbohidratos (artículo en inglés) 
  34. Nutrition and Metabolism 2006: Comparación de dietas isocalóricas muy bajas en carbohidratos – altas en grasas saturadas y altas en carbohidratos – bajas en grasas saturadas sobre la composición corporal y el riesgo cardiovascular (artículo en inglés)  
  35. Obesity Reviews 2014: ¿Las dietas cetogénicas realmente suprimen el apetito? Una revisión sistemática y un metanálisis (artículo en inglés)  
  36. Obesity 2007: Los efectos de una dieta cetogénica baja en carbohidratos y una dieta baja en grasa en el estado de ánimo, hambre y otros síntomas auto reportados (artículo en inglés)  
  37. British Journal of Nutrition 2016: Efectos de las dietas bajas en carbohidratos versus dietas bajas en grasa sobre el peso corporal y los factores de riesgo cardiovascular: un metanálisis de estudios controlados aleatorios (artículo en inglés)  
  38. Diabetes Research and Clinical Practice 2018: Efecto de la restricción de carbohidratos en la dieta en el control glucémico en adultos con diabetes: una revisión sistemática y un metanálisis (artículo en inglés)  
  39. British Journal of Nutrition 2013: dieta cetogénica muy baja en carbohidratos versus dieta baja en grasas para perder peso a largo plazo: un metanálisis de estudios controlados aleatorios (artículo en inglés)  
  40. Critical Care 2011: Revisión clínica: cetonas y lesión cerebral (artículo en inglés)  
  41. European Journal of Applied Physiology and Occupational Physiology 1994: Resistencia mejorada en ciclistas entrenados durante ejercicios de intensidad moderada después de 2 semanas de adaptación a una dieta alta en grasas (artículo en inglés)  
  42. Metabolism 2016: Características metabólicas de los corredores de ultra resistencia adaptados a keto (artículo en inglés) 
  43. European Journal of Sport Science 2015: Repensar la grasa como combustible para el ejercicio de resistencia (artículo en inglés
  44. Sports Medicine 2015: Reexaminemos las dietas ricas en grasas para el rendimiento deportivo: ¿lo consideramos un revés demasiado pronto? (artículo en inglés)
Rate this post

También te puede interesar

Antonio Merino
Antonio Merino
Amante del gimnasio desde hace más de 10 años. Tras licenciarme en INEF por la UA he desarrollado mi carrera deportiva como monitor de sala en más de 10 gimnasios y destaco el haber asesorado a más de 1.000 clientes a elegir el mejor material deportivo en los centros Decathlon. Ahora quiero analizar para ti los mejores materiales deportivos del mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Usamos cookies para mejorar la experiencia del usuario. Selecciona aceptar para continuar navegando. Política de cookies

Ir arriba